« Entrevistas recientes | Inicio | Enlaces de Julio y Agosto 2010 »

lunes, agosto 30, 2010

Comentarios

Curioso post, me encanta cómo cuidas los detalles en cuanto a restaurantes ;)

Yo personalmente odio las comidas de trabajo o reuniones durante las comidas. Quizás sea porque en esas reuniones nunca soy capaz de disfrutar de la comida, y ya se sabe que a los vascos nos encanta disfrutar de la comida.

Puede que haya tenido una comida fantástica delante pero hablando, negociando y escuchando siempre termino diciendo... ¿pero qué coño he comido?

:)

para mi hay otra ventaja

pides un plato de jamón mientras esperas al resto de los -impuntuales- comensales...

por descontado que el plato de jamón formará parte de la cuenta a dividir en partes iguales (el impuesto del retraso lo llamo yo)

salu2

Jajaja. Jesus, estas loco. Parece un post de Jack Nicholson en aquella pelicula ... ;-)

Yo creo que lo mejor es no hacer comidas de trabajo. Las comidas son para ver gente, charlar y explorar ideas. Y las reuniones para trabajar. Yo soy bastante taliban con este tema ...

Imagino que estarás engordando un montón...pues es dificil guardar dieta con tanta comida "de negocios", de tu post, ciertamente me quedo con una frase... no conocía esta faceta tuya. "Dominar el terreno es fundamental para que fluya bien la energía"... fluir...energia... GRANDES conceptos. Enhorabuena por tu trayectoria, yo creo que fuí de los primeros que compartió mesa contigo alla por los inicios de idealista aunque en ese momento yo me sentaba nunca mejor dicho..enfrente. Sl2

Bueno Jesús, deberías hacer un ranking de los mejores siguiendo tu consejo....:-)

Un abrazo,

Rodolfo

Leyendo este post, me surge unas ventajas de llegar pronto en una comida:

- La buena calidad de algunos restaurantes al inicio de los servicios ya que muchas veces nos encontramos con un mal servicio cuando el restuarantes va muy cargado.

- La posibilidad de poder escoger cualquier plato y no encontrarte con el típico "lo sentimos, pero el plato se nos ha terminado"...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.