« Presentación de Wonderland | Inicio | Ahmadinejad: homofobia y odio a occidente »

miércoles, octubre 03, 2007

Comentarios

Parece un "ejemplo ilustrado" de los conceptos "lo que cuestan" y "lo que valen" las cosas. :)

Y bueno Jesús, es el coste que tiene ser fundador de una empresa: eres el último en cobrar. Y sino recuerda las .com de principios de siglo, con fundadores-CEO que cobraban fortunas en empresas que duraban... centavos.

Un abrazo,

Juan Manuel

Hombre, no es todo sicologico. La participacion del fundador en la compania en principio debe de ser superior a la de un CEO profesional y deberia compensar la diferencia en salario si la compania llega a buen puerto (venta o salida a bolsa). Si su participacion esta tan diluida que ese no es el caso, entonces es cuestion de replantearselo

> Al fin y al cabo, cuando alguien tiene una
> participación, la mantiene aunque se marche.

Um, no necesariamente. Es comun que los planes de opciones sobre acciones sean sobre 3-4 anios, y que a la gente clave que este fully vested se les otorgue grants adicionales. O no es eso a lo que te referias?

Un artículo muy interesante. En mi caso, me he puesto el mismo sueldo que un cargo medio de la empresa.

Y el reparto de beneficios anuales (si los hubiera) que cobrará un CEO-fundador por su participación no se introduce en la comparación?

Cuando cuentas con una fuerte financiación detrás uno se puede poner un sueldo "de mercado", pero cuando montas la empresa con tus ahorros, no da para otro CEO, un CTO, CFO, etc...Por curiosidad, ¿Cual es el sueldo de mercado de un CEO de grandes portales inmobiliarios como Idealista, Globaliza, Fotocasa etc...?

Quizá no está clara la gráfica o no me he explicado.

El cuadro compara lo que cobra un CEO fundador que tiene un X% de su empresa versus un CEO traido del mercado al que se le da el mismo X% de participación. En ambos casos la participación es la misma.

Lo que muestran los datos de Noam Wasserman es que, de manera consistente, los consejos de administración están dispuestos a pagar más por un CEO externo no-fundador. ¿Por qué? Porque el fundador aguanta por amor a su criatura mientras que el externo pide una remuneración de mercado. Lo malo es que eso es peligroso para una compañía.

El fundador de una compañía, además de querer ganar dinero algún día, algo lógico y normal, monta la empresa no solo por eso. Es como tener un hijo. Pero tú lo reduces todo a un tema de dinero. Seguramente si cualquiera contratase a un canguro para cuidar a su hijo le saldrá más caro que si lo cuidan sus propios padres pero por eso son sus padres. Lo que tienes que saber es si quieres ser canguro o quieres ser padre. Si eres padre tendrás muchas cosas pero dejarás muchas a un lado. Si quieres ser canguro ganarás mucho dinero pero siempre cuidarás los hijos de otros, los que no son tuyos. No sé si en tu ecuación has valorado que no es lo mismo ser el CEO de tu propio proyecto, aunque ganes menos, que el CEO de otro, aunque ganes más. Creo que habrá muchos CEOS que ganen más que tú pero todos se cambiarían por tí, aun ganando menos.

Estoy de acuerdo con el artículo al 100% y con algunos comentarios. Está clara una cosa, cuando uno crea una empresa no se siente con fuerzas para irse y abandonarla por 300€ más al mes, ya que sabe que otros la gobernarán no como a un "hijo" sino como lo que es una "empresa".

Un fundador posee una visión más allá que cualquier otra persona, ve claramente el potencial empresarial y la expansión de la empresa mejor que nadie, sabe de lo que es capaz la empresa porque está dispuesto a dar su vida profesional por ella. Creo yo que Idealista con sus visitas virtuales (un ejemplo para todos los portales) en concreto es un ejemplo creo yo, y nadie mejor que los fundadores para ver lo lejos que se puede llegar.

Fundador= Compromiso y Sacrificio
CEO= ¿?

Hola Jesús,

También depende de la situación fiscal, y de si el fundador tiene previsto seguir invirtiendo en su empresa. En mi caso elegí “capitalizar” mi sueldo al principio, para poder seguir financiando la empresa sin pagar un porcentaje alto a Hacienda. Estoy de acuerdo de que puede llegar peligroso, sobre todo para el estado mental del emprendedor, y es demasiado fácil apoyarnos en el “lo recupero cuando lo vendo”. Eso no trasmite una sensación de compromiso y continuidad al equipo.

A menudo, una empresa cuando llegue a un cierto tamaño, necesita un CEO de “fuera”, para poder tomar decisiones más duras y de forma más fría, sobre todo cuando el fundador no tiene la formación o experiencia “de mercado” necesaria. Cuando llega ese momento podrá ser aún más difícil para el fundador empezar a cobrar un sueldo de “mercado”. Sería interesante ver qué papel y sueldo tienen los fundadores que renuncian el cargo de CEO por el bien de la empresa.

Es un tema muy interesante y poco tocado…

Un saludo,

Noelle

Los comentarios de esta entrada están cerrados.