« La Vanguardia presenta su portal de clasificados | Inicio | La presión del autopromo en los buscadores »

domingo, marzo 25, 2007

Comentarios

La situación huele a inminente hostia, y de las gordas. tras más de 10 años creciendo, creo que sería hasta sano un poco de medicina para la sensatez, inyectado en pequeña dosis de crisis económica.
Poco antes del estallido de la burbuja tecnológica una ex-compañera de carrera me ofreció entrar en un proyecto empresarial vinculado a internet. Cuándo le pregunté en concreto en qué consistía, me contestó que eso era lo de menos.
Determinadas vivencias deben actuar como "red-flags" que nos alerten del futuro. La de tu amigo parece una de ellas.
Saludos.

Lo mas triste de todo es que parte de razon lleva...

Lo que me choca es que una firma de private equity se dedique a comprar financiando con deuda y más en un momento como el actual, con una abultadísima liquidez en el sistema, que se traduce en una fuerte inflación de los activos, primero lo vivimos con los inmuebles y ahora parece que con la bolsa. Más pronto que tarde todo se acabará poniendo en orden, tanto el exceso de liquidez como la valoración de los activos.

Pero si lo dice Encinar o un amigo suyo: Amén, por que si no en este blog te pegan.

La cope pone los pelos de punta o todos los tontos que la escuchan.

Con lo complacientes que eran hace 3 años con la situación económica.

increíble me parece que se saquen siglas políticas bajo interpretaciones de la situación económica de lo más inocentes y personales.
Creo que si hubiéramos dicho que vaya rollo de invierno que no ha nevado nada, nos dirían que vaya con los oyentes de la cope que ahora nos quejamos del cambio climático y hace 3 años no abríamos la boca...
demencial.

Es verdad, los ratios de endeudamiento de las empresas españolas son bastante escandalosos. Flaquean los recursos propios y eso las hace mas inflacionistas y les reduce valor añadido. Cuando suban los intereses tendrán que subir los precios o bajar los costes, normalmente los salariales(mileurismo garantizado ante esa debilidad inversora). Los hay como Gas Natural que financian nuevas inversiones sin ampliación de capital, solo incrementando los recibos de los ususarios para soportar el endeudamiento adicional. Y no son los únicos que prefieren el crédito al capital, para no diluir su parte en los resultados. Está bien lo de fijarse en los consejos paritarios y otras apariencias de transparencia, pero al fondo no entra nadie y el nubarrón engorda por momentos.

Hombre, tampoco vamos a escandalizarnos por el modelo de negocio del capital riesgo que es un modelo generalizado a nivel mundial, que no solo es aqui lo de apalancar las compras

www.gurusblog.com/archives/movimiento-social-conta-las-operaciones-apalancadas/10/03/2007

Lo que pasa es que ese modelo suena a pelotazo gordo y eso en España si que es habitual, vamos como la siesta mas o menos.
Pero vamos esto funciona así en este santo pais, mas nos valdría trabajar para intentar cambiarlo y quejarnos menos.

Un par de consideraciones al binomio capital riesgo (Private Equity)- Deuda (apalancamiento):

1) Para empezar estoy totalmente de acuerdo que los precios que se están pagando hoy en día por las empresas que se compran están bastante por encima de lo normal. No sólo el capital riesgo, sólo hay que ver la lucha por hacerse con Endesa.

2) Parte de está inflación en los precios, la provocan los bancos, concediendo deuda para financiar las operaciones con una asombrosa facilidad. Sin embargo no os preocupéis por el balance de nuestros bancos. Esta injente cantidad de deuda que conceden en las operaciones apalancadas o en las hipotecas es revendida a otros vehículos financieros así que probablemente el riesgo lo esté asumiendo cualquier pobre inversor al que le colocan un hedge fund.

3) Es lógico que tanto las empresas como el capital riesgo prefiera financiar las operaciones con la mayor cantidad de deuda posible. El coste de la deuda es muy inferior al coste del capital, así que si quieres máximizar la rentabilidad que quieres tener en una operación lo mejor es endeudarse al máximo posible y poner el mínimo capital posible, siempre que la empresa pueda pagar la deuda. Al final no deja de ser muy diferente a un particular que se hipoteca para comprar un piso. Si este particular puede pagar las cuotas, y no pierde el empleo, en condiciones normales si el mercado de la vivienda se revaloriza,al venderla obtendrá una mayor rentabilidad sobre el capital invertido cuando mayor sea el porcentage de endeudamiento. Al igual que en el caso del particular el riesgo está si en la economía las cosas empiezan a ir mal dadas y se reducen los ingresos para pagar la deuda.

Gurús... sois unos craks! :)

El punto dos de vuestro comentario es lo que más me ha detenido... No había caído en lo de la titulación de la deuda... Los bancos están influyendo demasiado en nuestra economía alimentándola con dinero fácil a todos los niveles (empresas y particulares)...

Aquí tenemos otra vez los famosos 25 años de "desfase" tecnológico y en este caso financiero entre España y Estados unidos, por lo que decís, esto me suena a Wall Street años 80 con Drexel Burnham, los "bonos basura" y KKR financiando la compra apalancada de Navisco con ellos ...

Yo llevo un tiempo con la mosca detras de la oreja con el asunto de MarinaD'Or y la campaña comercial sin precedentes que estan realizando a nivel Europe. No creo que ningun proyecto inmobiliario español haya gastado tanto en publicidad, imagen y expansion.
Ademas hace poco tiempo que me comentaron que estan buscando nuevos emplazamientos (fuera de Oropesa) para hacer un Marinad'Or bis.

Es solo una impresion, pero no os parece que se trata de una huida hacia delante y que detras pudiera esconderse algun problema financiero de envergadura?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.